08 mayo 2011

Taller: Fabricar juguetes con material reciclado


 ¿Que es el juego?
  
El juego se la exploración y el aprendizaje del mundo y sus regularidades. Este aprendizaje se realiza a través de las habilidades y necesidades propias de cada niño, y dependiendo de la etapa madurativa en que se encuentre.El juego es además una actitud que, como todos los mamíferos, no perdamos nunca, tampoco en la edad adulta.Es una parte muy importante en la vida de cualequier ser humano y por tanto es muy importante que nos interesamos en las implicaciones que tiene.

  
En la sociedad actual, los niños y niñas están rodeados de multitud de cosas que los atraen. Estos objetos han sido diseñado por la industria exclusivamente para llamar su atención, y les es muy difícil no quererlos. Y nosotros como padres y madres nos vemos muchas veces comprando porque se nos dice que son "muy educativos", que fomentan tal o cual habilidad en el niño. Son en la mayoría de los casos juguetes muy estructurados que sólo sirven para una cosa, aquella para la que fueron diseñados.
Estos juguetes dejan poco margen para la imaginación o la creatividad y animan a que el niño tenga muchos para poder satisfacer su necesidad de juego variado.Así se ha perdido en parte la esencia de los juguetes como herramientas para facilitar el juego infantil. Se ha convertido el jugar en un elemento más de consumismo. Los niños tienen las casas llenas de objetos, como superhéroes a los que sólo juegan imitando la serie de televisión o muñecas que dicen a las niñas lo que tienen que hacer para cuidarlas "bien".Por otra parte los padres siempre nos quejamos y no estamos nunca agusto con este tipo de juguetes, que si casi no juegan, que tenemos la casa llena de trastos, que cuestan mucho dinero por lo que son, que son muy ruidosos, que gastan muchas pilas, que sólo hacen que pedir más ... ..

  
La necesidad de juguetes viene dada más por la sociedad de consumo que por la necesidad infantil.
Con esto no pretendo decir que los juguetes no son necesarias, todo lo contrario, pero no como se entienden hoy en día.

  
¿Qué sentido tiene que un niño tenga 30 cochecitos si sólo utiliza 4, ¿qué necesidad tiene una niña de tener 8 Barbies si sólo juega con la "de moda"?

  
En realidad no necesitan tantas cosas, ni caras ni baratas. Todos hemos visto alguna vez como un niño convierte el objeto más insospechado (una piedra, una pinza de tender la ropa, ...) en un avión que ahora vuela por el aire, ahora es un coche que corre por encima de la pared, ... Lo que vemos en este momento es un niño que representa su versión del mundo o bien su mundo imaginario. Cuando los niños son pequeños, esta representación es sencilla, con pocos detalles, y se va haciendo más compleja a medida que crecen.
Este tipo de juego implica una gran creatividad, que es inherente a todo ser humano, pero esta capacidad creativa se va limitando si los objetos que tiene para interactuar son siempre muy estructurados.Sería mucho más interesante que una parte de los juguetes se acoplaran a las necesidades momentáneas de cada niño y adaptarse a sus gustos sin limitar su imaginación ¿Pero cómo ?...... Pues dejando que fabriquen sus propios juguetes y ayudándoles a hacerlas.

 


¿Qué ventajas tiene esto?

A-Son juguetes baratos y con mucho juego, y si se rompen se hacen de nuevas y ... ¡arreglado!

B-Pueden tener juguetes nuevos siempre que lo necesiten, de su gusto, personalizados y originales.

C-Fabricarlos fomenta la creatividad, la capacidad de concentración y desarrolla la destreza manual. Se aprende también a valorar el trabajo hecho y el esfuerzo que cuestan las cosas, a terminar las cosas que empiezan ya relativizar la perfección. Contribuyen en definitiva a desarrollar la personalidad, a aumentar la autoestima y el orgullo por las propias habilidades y esfuerzo.

D-Se reciclan materiales y les damos una vida útil más larga.

E-Si se construyen en equipo pueden:
-Fomentar la sociabilidad
-Enseñar a trabajar en equipo
     -Reforzar el vínculo con los padres

F-Si en ellas rotulan alguna palabra ... se fomenta la lectura y la escritura.


¿No os suena un poco a lo que ponen detrás de las cajas de juguetes?Pues todo esto es cierto. Hay muchas maneras de satisfacer las necesidades evolutivas de nuestros hijos. De hecho si no fuera así la humanidad no hubiera podido desarrollarse con plenitud hasta que no se hubiera inventado el plástico y la fabricación en serie. Nuestros bisabuelos no conocían los "Gormiti", las niñas de culturas tribales también tienen muñecas. Os animo a probar y observar.

¿Cómo será el taller?

  
Se trata de que cada niño elija o inventen lo que quieran hacer, a partir de ejemplos o de su imaginación, con apoyo de adultos si así lo necesita. Como cada uno hará el juguete que quiera, la complejidad dependerá de la habilidad y deseo de cada niño, no de su edad o de lo que le proponemos. Habrá algunos libros con ejemplos para poder coger ideas si es necesario. Os invito también a traer vuestras ideas de casa e intentar hacerlas con nosotros.
Será un taller no-directivo.

  
Está dirigido a niños de todas las edades, que sean mínimamente autónomos si tienen que trabajar ellos solos, o que vengan acompañados de un adulto.

  
Habrá a su disposición: Mesas y herramientas para manipular los materiales (tijeras, pegamento, cinta adhesiva, pintura ...), y algunos materiales reciclados que habremos acumulado. Pero la idea es que entre todos lleváramos el material reciclado de casa. Dependiendo de lo que habrá se podrán hacer unas cosas u otras.
Es aconsejable que el niño lleve una bata de trabajo, delantal o camiseta vieja para evitar manchar la ropa.

  
Se puede llevar ... ropa vieja, Cd's y Dvd's dañados, botes de yogur y envases de plástico varios, gomas elásticas, cajas, periódicos y revistas viejos, tapones / chapas (de corcho, metal, plástico), platos y vasos de cartón,
palos y cañas, papel de plata, lentejuelas, botones, papel de regalo, restos de macarrones, cintas de Navidad, ... y todo lo que os parezca útil.
 

      ¡Venid a experimentar! 


  




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada